Reseña de “Nacidos de la Bruma”

Share Button

Desde hace mil años cae ceniza que oscurecen el cielo, nada florece y el mundo es regido por el Lord Legislador. Así empieza el primer volumen de Nacidos de la Bruma, una saga de acción fantástica que se desarrolla un mundo extraño y lejano.
Nacidos de la Bruma nace de la imaginación de Brandon Sanderson, autor sumamente prolífico que se a convertido en uno de los referentes de la “nueva” fantasía por subvertir los tópicos clásicos del género, con una visión personal que imprime en su obra y una narrativa dinámica, cuidada y meticulosa.
La saga sigue las aventuras de la Skaa Vin, una joven huérfana miembro de la Pandilla de Camon, un grupo de proscritos que se dedican a cometer toda variedad de robos para sobrevivir. La vida de Vin da un giro cuando, tras atraer sin querer la atención del cantón de inquisidores, es salvada de su ejecución por Kelzier, un legendario ladrón skaa que fuera el único hombre capaz de escapar de los brutales campos de trabajo del Lord Legislador, el tiránico e inmortal amo del mundo.
Como en Elantris, Sanderson crea para Nacidos de la Niebla un mundo vibrante y rico en aspectos para sus personajes, junto a su sistema de magia sumamente original, la “alomancia” el chakra que los diferentes individuos pueden usar para sus fines, contando con diferentes tipos, cada uno con sus normas y limitaciones.
Nacidos de la Bruma desarrolla en cada uno de sus 3 volúmenes: “El Imperio Final”, “El Pozo de la Ascensional” y “El Héroe de las Eras” una historia extraordinaria y de proporciones épicas, que desenvuelve sus misterios entre más se avanza en sus páginas.

Por Nelson Pereira

Los comentarios están cerrados.